La dama de noche

Bajo el cielo azul del verano permanecia oculta, potencial, su belleza perlada. Pero en cuanto se despertaba la noche, timidamente desplegaba magnífico espectaculo de callada belleza. Blancos los carnosos labios de  ella, rubios los pistilos que se balanceaban en su centro, el tallo portador de frugal virilidad. Curiosamente la muerte venía con el día.

aldereteivan_93@hotmail.com

Estudiante terciario nacido en 1993 en Argentina. Ávido lector del género fantástico y del realismo mágico.

Últimas publicaciones de aldereteivan_93@hotmail.com (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada