El ciclo de la vida

<<La semilla es fuerte>> rezaba la bitácora del padre de Zazú. El mayordomo del rey, que había aprovechado las sospechosamente coincidentes muertes de su padre y del rey Hakún el Negro, decidió que aquella información no debía salir jamás a la luz y arrastró el libro al arroyo, donde se deshizo en sus aguas.

Las repetidas protestas de Scar por haber sido apartado de la sucesión fueron acalladas por el poderío majestuoso de Mufasa. <<Estuve en primera línea hasta que nació aquella bola de pelo>>, farfulló, alejándose.

Ni siquiera su intento de ganar apoyos mediante un programa de políticas integradoras multiculturales pudo vencer a la monarquía absoluta y a la sociedad jerárquica impuesta por su medio hermano. El miedo y el estatismo eran tales en el reino que Scar pensó que la única forma de cambiar las cosas era una revolución.

Tras sopesarlo, resolvió que un regicidio soterrado, que conllevara un cambio de régimen, era la posibilidad menos sangrienta. Esto igualaría todas las castas del reino y, aunque él no lo sabía, devolvería la corona al legítimo heredero.

khajine

"Lo que es, es. Lo que no es, no es. Algo no puede ser y no ser al mismo tiempo y en el mismo lugar". Salvo los sinsentidos. Los sinsentidos son sinsentidos y no son sentidos, lo que corrobora la primera regla, pero, si su sentido es ser un sinsentido, ahí es cuando deja de tener sentido la cosa.

Yo soy escritor porque escribo pero no puedo escribir tanto como me gustaría ni tan bien como quisiera. Eso me convierte en un laico de la escritura. Para romper con ello, escribo más de lo que puedo y mejor de lo que sé. Soy "amateur" porque adoro escribir pero, también, "odiateur" porque, a veces, pierdo el Norte y no me convenzo ni a mí mismo en mis letras.

Por ello, como introduje, soy y no soy a un tiempo. O, quizá, soy y no soy a diferentes tiempos o de forma dependiente de para quién.

Últimas publicaciones de khajine (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada