El verdadero poeta

¿Yo? Yo… realmente no soy nada
no soy la escritora que todos creen
ni son mías todas estas palabras.
No sé encontrar metáforas de repente

ni crear rimas entre tus piernas
Jamás aprendí a contar estrofas
para hacer una lira perfecta
que versara sobre tu boca.

Pero de repente tú me accionas,
cuando me rozas sin querer,
cuando me besas de esa forma
y me haces sentir mujer…

Es entonces cuando puedo decir
-segura de mí- que soy poeta,
porque ahí empiezo a escribir
sobre ti, sobre tus caderas…

tus ojos, tu mirada, tus muecas
tu sombra y hasta tus sueños
y en ese segundo, mi mente vuela
para plasmarte en mis versos.

Tú me haces sentir como nunca
y puedo creer que tengo el mundo
al otro lado de la pluma
y que podemos recorrerlo juntos.

Me siento grande a tu lado,
sin límites, sin fronteras
sin nada que me corte el paso,
y con todo lo que me dé fuerza.

Sin quererlo me haces creer en mí,
me obligas a seguir hacia delante
y darme motivos para escribir
cuando creo que no es importante.

Cuando pienso que nadie me apoya
apareces tú, dándome esperanza
para luchar contra las sombras
que oscuren mi confianza.

Cómo no voy a hacerte inmortal
en todos los versos que hago
si quererte me hace afirmar
que la vida es bella a tu lado

No, no amor, yo no soy poeta,
no busques en mí nada más.
Eres tú el causante de mis letras
quien me inspira de verdad…

 

 

Orion

Mis poemas son el diario de la vida que podríamos haber tenido juntos.
27 primaveras viviendo entre las nubes y la exosfera.
Amante de la leyenda de Escorpio y Orión


@chicharritis

Últimas publicaciones de Orion (ver todo)

4 Comentarios

  1. por Stradivarius publicado el 09/02/2014  19:50 Responder

    Hermoso poema Orión. Saludos

    • por Orion publicado el 10/02/2014  02:43 Responder

      ¡Oh, gracias Stradivarius! Seguimos leyéndonos

  2. por aurora publicado el 25/02/2014  21:41 Responder

    Me siento totalmente identificada, me encantó
    Aurora

    • por Orion publicado el 25/02/2014  22:46 Responder

      Oh, me alegro que te gustara, Aurora. Realmente nosotros somos la varita y la otra persona la magia de los versos. Un saludo desde la Mancha !

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada