HIÉREME!…

Hiéreme con una lanza

o con espada afilada,

con puñal de fino acero

ó con flecha envenenada.

 

Mátame con una pócima,

con un simple «mataratas»,

con cianuro, si es más fácil,

ó con soga en mi garganta.

 

Mata mi mente y mi cuerpo,

mis sentimientos, mi alma,

atraviesa el corazón

sin compasión , con certeza.

 

Asesina mis recuerdos,

que queden ensangrentados,

que no paren de sangrar,

que se conviertan en charco.

 

Cuando me hayas rematado,

acabarás con mi amor,

si no es para tí mi vida…

¿para qué lo quiero yo?.

 

 

 

l

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada