El mejor despertar de su vida

Un rayo de sol entró por su ventana y la hizo revolverse entre sus blancas sábanas. Las enroscó entre sus manos, se acurrucó y con los ojos aún cerrados, dejó escapar una dulce sonrisa. Aún olían a él.

Todo resplandecía, como si su pálida piel y su cabello dorado emitieran luz propia. Reflejaban cada rayo de luz y hacían que la habitación pareciera completamente iluminada.

Se desperezó y sin dejar de sonreír se incorporó. La sábana resbaló por su pecho y dejó su suave torso desnudo. Sus pequeños ojos, que aún no se abrían del todo, brillaban como si hubiesen pasado la noche almacenando felicidad. Sus labios se apretaban con cada segundo vivido que volvía a su memoria.

Sus manos recorrieron su cuello, sus hombros y sus brazos en un intento de volver a sentir una sensación similar a la que hacía unas pocas horas le habían producido las de él.

Los besos, caricias y susurros que se enredaban en su recuerdo la estaban confeccionando el mejor despertar de su vida.

Cuando por fin pudo abrir los ojos, miró hacia el tocador y vio una nota. Saltó de la cama, cogió el papel escrito a mano y se apresuró a leer:

Últimas publicaciones de JoseMHeras (ver todo)

3 Comentarios

  1. por aurora publicado el 25/02/2014  10:35 Responder

    Cuanto amor... que bonito!!, un saludo

  2. por Sergio publicado el 31/03/2014  10:52 Responder

    Increíble. Se me ha puesto la piel de gallina. ¡Enhorabuena!

  3. por JoseMHeras publicado el 31/03/2014  11:13 Responder

    Muchísimas gracias... :D

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada