TE QUIERO, TE QUIERO, TE QUIERO.

Te quiero como nunca he querido a nadie,

como jamás a nadie podría  amar…

mi amor por tí … lo elevo al infinito,

mi querer por tí es toda mi ilusión.

 

Nunca jamás pude de tí olvidarme,

siempre… tu recuerdo en mi quedó,

fuiste tú el primero que me besaste…

el primero y el único que en mí quedó.

 

Nuestros caminos fueron separados

al recorrer el tuyo … me olvidaste

el mío siempre contigo recorría…

y de tí mi vida no pude olvidarme.

 

Me convencieron tus explicaciones,

porque me querías… decías en tu carta

querías evitar hacerme daño, repetías

que no me convenías, que era mejor dejarlo.

 

Fué solamente una excusa, muy bien dada

tú… empezabas a vivir de otra manera,

tan distinta, tan opuesta… y  diferente,

que en tus planes yo … «no te cuadraba».

 

Yo estaba en un colegio interna.

era una niña… todavía niña era,

el uniforme la rodilla me tapaba,

de huérfana la imagen más bien daba.

 

Me dediqué a estudiar cosa muy rara,

en los libros » de cabeza me metí «,

sin duda alguna fué mi escapatoria,

pues yo creo que en mi vida los abrí.

 

En vacaciones de S. Santa coincidimos,

en un guateque me invitaste a bailar,

bailé contigo y tan nerviosa estaba,

que ni hablarte ni mirarte conseguí.

 

Volví al colegio y sé que en aquel viaje,

la tristeza llevé pegada en mí… y

desde entonces me dí perfecta cuenta

que era esa la última vez que te vería.

 

Ya no eras para mí,  ya estaba escrito

» volabas » en distinta dirección…

mis alas todavía no habían crecido

la inocencia en mi equipaje se quedó.

 

Jamás pude olvidarme de tu cara

y tu nombre jamás se me olvidó,

tus apellidos y la fecha de tu cumple,

de tus palabras y de tus cartas de amor.

 

Te quise en todos estos años…

mi amor por tí nunca murió…

con trece añitos empecé a quererte

y con igual o más amor, te quiero hoy.

 

El » caprichoso destino » obró el milagro

«ese» que un día en tu poema te salió…

ese capricho que el destino nos ha dado,

quiero a tu lado mi vida aprovecharlo.

 

Estoy viviendo lo que nunca había vivido,

soñando lo que creí no había en mis sueños,

aprendiendo estoy de tí en tan poquito tiempo,

que millones de libros no podrían enseñarme.

 

Soy muy feliz viviendo este amor  loco…

porque de locura lleno está, cariño mío.

Quiero  «volar», esta vez al lado tuyo…

¡no me olvides mi vida en aeropuerto alguno!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

1 Comentario

  1. por aurora publicado el 26/02/2014  15:40 Responder

    Se te escapa por las letras tanta felicidad, estás viviendo un momento dulce y se te nota, la vida generosa ha puesto de nuevo en tu camino aquél amor de juventud... agárralo fuerte y no dejes que se vaya!!, un saludo
    Aurora

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada