Carta de un psicópata

¡Buenos días vecina! Sólo quería darle la bienvenida a su nuevo hogar. A su nueva casa. Espero que la disftute. La vida pasa tan deprisa…

¿Sabe? Yo antes vivía ahí. Después  vivieron María, Elisabeth,  Susan, Rose y la pequeña Bibian. Pero ya no. Ya no viven ahí. Ahora lo hace usted.

Debería arreglar la balda del cuarto escalón. Está suelta. Siempre lo ha estado.

Le envío, junto con ésta carta,  una tarta de manzana que hice yo misma. Espero que le guste. La hice pensando en usted. Lo hago a diario. Tengo tantas ganas de verla… De conocerla… Pronto estaremos juntas.

A las anteriores inquilinas no les gustó mi tarta, pero no importa, usted es diferente. Sé que le gustará.  He tenido mucho tiempo para pensar y mejorar mi receta. Lo he hecho por usted.

Siento no poder acudir a entregársela en persona, las circunstancias no me lo permiten en éste momento, pero créame, nos veremos pronto.

No sufra.

Aún no.

 

En Buenos Aires a 01 de Marzo de 2014

 Instituto Penitenciario de Máxima Seguridad

Últimas publicaciones de Álvaro (ver todo)

2 Comentarios

  1. por Maggeena publicado el 16/03/2014  21:46 Responder

    Me encantan los psicopatas ¡y me encanta la alegría macabra de esta carta!

    • por Álvaro publicado el 16/03/2014  21:55 Responder

      Muchas gracias Maggeena! El mundo está lleno de ellos... Y todos somos un poco psicópatas en el fondo, no crees?
      Un saludo! Y muchas gracias por el comentario! :)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada