Escena del crimen.

 

     El detective Robles sacó  su libreta de notas para asegurarse de que ningún detalle se le escapara en aquel caso de homicidio. Cuidadosamente, anotó la hora, el ángulo desde donde se disparó el arma e intentó tomar muestras de sangre de un pañuelo, se agachó para recogerlo con las enguantadas manos y para su sorpresa, sus propias iniciales estaban bordadas en la tela.                                                                                      

Funesta coincidencia_ dijo,cayendo exactamente dentro de la silueta dibujada en el piso.

 

 

Camila

Escritora de innumerables cuentos, sin títulos academicos que avalen la imaginación.

Últimas publicaciones de Camila (ver todo)

1 Comentario

  1. por Rocco publicado el 28/03/2014  03:46 Responder

    Intrigante y de muy rapido desarollo. Fantastica la forma de crear el ambiente y tramar un cierre espctacular. Exelente felicitaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada