Incógnita púrpura

Tras los pálidos cristales y el flexible enrejado,
el plácido cielo azul me abrazaba y me mecía,
con su cálido ojo áureo con amor me besaba
y los pájaros cantaban las enanas nanas blancas.

Su índigo color ahora un tornado se ha llevado;
ígneo cielo que, con fuego y con sangre repugnante,
infecta mis venas y transfigura con sus ínfulas,
en el latido de mi corazón, mi ser y mi ánimo.

Quiero enterrarte con amor, pero el gélido odio
contamina mis glóbulos y enfría mi cerebro
escuálido: sangre de mis sienes veo en tus manos
púrpuras y frío mortal escupen mis ojos granas.

Ávido de sangre merodea el cielo escarlata,
ávido de mí, de mi agonía y mi desenlace;
y por su estúpida codicia, por su aburrimiento,
la incógnita púrpura engendra esta tragedia sin éxito.

Safe Creative #1302174607221

Últimas publicaciones de marisa (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada