TE HE VISTO CONTENTO

Hoy te he visto cielo mío

con el semblante contento,

hoy tu cuerpo descansado

dejando fuera tus miedos.

 

Mi «novena» hizo efectiva,

la petición que rezaba

la fé y el fervor en ella

solucionó tu problema.

 

¡Ojalá! vida mía dure el sosiego,

la tranquilidad que te mereces

que nada vuelva a perturbarte,

que la paz en tí se meta dentro.

 

Que huyan los fantasmas de tu mente,

que en tus sueños los ogros no aparezcan

que las brujas se quemen en la hoguera,

que los monstruos en hormigas se conviertan.

 

Tus días desde ahora azul cielo,

que huelas de ellos sus aromas,

que escuches sus canciones armoniosas.

 

Que veas el amanecer de otra manera,

que no le tengas miedo ya a las noches,

y sientas mis besos y caricias en tu cuerpo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada