Reencarnación

 

.

Se sintió extraño, la famosa metamorfosis no había sido tan gloriosa como se la habían detallado.

Caminó por los recovecos oscuros de aquella estación de trenes con sus ojos resplandecientes como a plena luz.

Lograba percibir cientos de nuevos olores; aromas humanos y salvajes se entremezclaban maravillosamente dándole un sentido más aguzado a su nariz.

 Al pasar frente a su humano cadáver, pudo verse sin piedad y meneando la peluda cabeza a modo de desaprobación, dejó escapar un suspiro de alivio al saberse vivo otra vez.

Cuando por fin vio la luz del otro lado del túnel, se lanzó convincente  a su nueva condición de felino mientras se le iba borrando la vieja conciencia y los antiguos recuerdos lo abandonaban para siempre.

 No hubo testigos del cambio, una rata lo miró indiferente mientras salía escurridizo del callejón.

 

Camila

Escritora de innumerables cuentos, sin títulos academicos que avalen la imaginación.

Últimas publicaciones de Camila (ver todo)

2 Comentarios

  1. por Maikel publicado el 23/04/2014  08:55 Responder

    Imaginativa metamorfosis, de humano a gato, ( o por lo menos lo veo así) le esperan siete vidas, me gustó el relato, mis saludos.

    • por Camila publicado el 24/04/2014  17:46 Responder

      Gracias Maikel. Agradezco tu comentario. Saludos.

Responder a Maikel Cancelar respuesta

Tu dirección de email no será publicada