Visita inesperada

Un vientecillo garboso se dejó sentir,… meciendo las ramas del cerezo atiborradas del rojizo y brillante fruto presto para ser recogido.
Como sin querer, descaradas, algunas cerezas se les cayeron encima rebotando graciosas en las cabezas de las mujeres….que sorprendidas,…rompieron en carcajadas mientras se las comían gustosas.…
-La tarde se precipitaba en frío.
Se despidieron a tofda prisa dando por terminada la charla…………..Marianarija

Últimas publicaciones de marian (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada