Quiero ser como tú

Un hombre  caminaba por un bosque de pinos, teniendo a su alrededor los más grandes tesoros que podía darle la Naturaleza. Era una persona muy importante allí donde vivía, ya que era el alcalde de aquel lugar.

Ese día le acompañado su hija. Mientras ella corría y saltaba con total libertad, él meditaba sobre un tema que causó un poco de polémica en el pueblo. Unos días antes, un arquitecto le presentó un proyecto para construir un campo de golf en esa zona no urbanizada. Tuvo cierto interés por la idea, pero cuando se reunió con sus concejales, no todos estaban de acuerdo. De hecho, la noticia corrió de boca en boca entre los vecinos y, a decir verdad, a la mayoría no le parecía bien destruir esa zona natural.

Durante un rato pensó en el tema, hasta que la pequeña hizo que volviese a la realidad.

—Papá, ¿sabes qué? De mayor quiero ser como tú, para que el pueblo siga siendo tan bonito y acogedor. También quiero cuidar los lugares naturales como este bosque. ¿Crees que podré?

Entonces contempló cómo a su hija le agradaban las vistas del paisaje y todo lo que había alrededor. La escena que veía le produjo paz y sosiego. El hombre esbozó una pequeña sonrisa; estaba tan conmovido que apenas pudo contestar.

—Sí —dijo finalmente—. Claro que puedes.

 

Ursula M. A.

Me gusta crear historias (ya sean microrrelatos o narraciones más extensas) y que la gente disfrute leyéndolas. Mi género favorito es la fantasía, pero no rechazo adentrarme en cualquier otro que no sea complicado a mi parecer.

Últimas publicaciones de Ursula M. A. (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada