HOY, TOCA UNA CARTA PARA DARTE LAS GRACIAS.

Mi adorable «tormento» :

Hacía mucho tiempo que no te escribía una carta, te la dejaré en la mesilla para cuando apagues el despertador la veas y la leas cuando yo, todavía estaré con los ojos cerrados, pues mañana es domingo y quiero aprovechar un poquito más de «camita» y… a lo mejor haste me llevas el desayuno, mi cola-cao con mucho azúcar y 6 galletas.

Hoy mi vida estamos de aniversario, será un día como otro pero me gusta celebrarlo a nuestra manera, como a nosotros nos gusta… como todos los días que nada más despertarnos y vernos juntos en la cama empezamos a amarnos hasta la noche en que volvemos a ella, de muy distintas maneras, haciendo el amor, un beso a cualquier hora del día, una mirada larga mientras el otro está leyendo, viendo tele, cosiendo… y que sintiéndonos observado giramos la cabeza con una sonrisa cómplice o abrazando y besando en la frente «al mirón@» que tenemos a nuestro lado, una caricia o una palmada en la rodilla del otro…, o cruzándonos en casa y hacernos simplemente un «guiño» el uno al otro, todo eso mi vida es AMOR, el que sentimos y el que alimentamos con nuestra miradas, besos, arrumacos y decirnos lo que nos queremos, esa es la celebración que quiero tener todos los días, lo del regalito… es lo de menos, estamos todos los días regalándonos  AMOR y… ¡ no puede haber un regalo con más valor! ¿ a que sí mi cielo?.

Quiero en esta carta, además de decirte que te adoro con toda mi alma, que en todos estos años no he dejado ni un segundo de quererte con la locura que tú, de sobra sabes y que, en cada momento te demuestro… a veces hasta temo que te canses de las muchas veces que lo hago y que te lo repito. Hay una cosa muy importante que quiero decirte y, es agradecerte cariño el hacerme tan feliz, el demostrarme tú también el amor hacia mí, el hacerme sentir muy querida y mimada, el saber corresponder al AMOR que te dedico. El vivir contigo es maravilloso, como maravilloso es sentirme amada y amarte con todas mis fuerzas, es muy fácil hacerlo… nos entendemos bien y cuando no, tratamos de entendernos como dos personas «adultas» como siempre me repites y, ya no hay lugar a discusión alguna, nos abrazamos y aunque por lo «bajines» digamos : (no tiene razón pero… qué más dá, ¡le quiero! y, tú – en muy pocas ocasiones -, todo hay que decirlo) también lo haces aunque te cuesta un h…, pero con el tiempo te has ído «regenerando», antes eras un ¡»gruñón del c….»!.

Gracias amor mío, por todos los momentos en que me haces feliz, por todos los años en que me has hecho mi vida más fácil, por tenderme la mano cuando más te necesitaba, por apostar por mí y por mi amor hacía tí, por saber desde el primer momento que como yo, nadie te podía querer jamás, por hacerme sentir tan a gusto a tu lado, por valorarme desde el primer momento y, sin apenas contarte, adivinar y ponerte en mi lugar de todo mi sufrimiento pasado y haber hecho que se me borrara para siempre. Gracias, mil gracias por estar ahí, por ponerte «terco» y convencerme cuando me siento débil… cuando «tiro la toalla» y me vienen momentos «tontos» a mi mente, gracias por confiar en mí, por sentirte seguro de que te quiero y no querer tirar tú nunca «esa toalla», si alguna forma hay para demostrarte mi agradecimiento creo que es el que sepas amor, que siempre te he querido, que te quiero y que te amaré de por vida y siempre estaré a tu lado pase lo que pase… o no pase nada, siempre sabrás que puedes contar conmigo porque como yo, jamás nadie te ha querido. Te besa tiernamente, tu mujercita.

 

 

 

 

 

 

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

1 Comentario

  1. por Margarita publicado el 27/04/2021  10:51 Responder

    Me ha encantado la frase "ponerte en mi lugar de todo mi sufrimiento pasado"
    Me siento tan identificada con tus palabras...me hacen recordar cosas de mi vida. Pero esa es otra historia...La mía
    Un cordial saludo

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada