FE, ESPERANZA, EXPECTATIVAS¡¡¡SI… QUIERO!!!

Aunque a otras cosas has aplicado,

y muy razonablemente, TU lo eres,

pensando siempre en los demás…

sí… en todos mi vida pero NO en tí.

 

Para todos esas virtudes quiero yo,

¡cuánto aprendo de TI cariño mío!

y cuánto más aprenderé, ¡MUCHO!

sin ninguna duda viniendo de TI…

 

Me has enseñado a querer más,

a través de TI y ¡cómo y cuánto!,

mucha solidaridad y tolerancia,

he conocido a los demás por TI…

 

Por TI y por cuanto te amo y quiero,

que, parecen ser lo mismo pero no,

una dice más que otra según ¿qué?,

… las dos llevan amor según ¿cuál?.

 

TE QUIERO MI VIDA, muchísimo,

más que a nadie, a nada, ni a mí…

tantas y tantos montones de veces

te lo digo, que harto estarás de mí.

 

Pero, no me importa que te canses,

te lo repetiré las veces que lo sienta,

asique prepárate porque serán PUF!

mil millones y millones, eternamente.

 

FE tengo en TI sin tener que tocarte,

sin meter mi mano en tus heridas…

porque las que tuviste he curado…

y las que te sucedan voy a impedir.

 

Porque al creer en TI me enseñaste,

con el primer te quiero que ví escrito,

porque ya lo oí  de TI inocentemente,

y lo oíste igual de mí siendo inocente.

 

FE, porque creo que, con intención

no me has mentido, ¿PIADOSA?…

puede, alguna  ¿…? se te ha escapado

no importa, ¡pero si eso no es pecado!.

 

¿ESPERANZA? de eso cuánto sabemos

¿nosotros?… anda que no estamos llenos

¡qué remedio! …»agarrada» la tenemos,

si nos falta estaríamos más que muertos.

 

Si a ella estamos atados, bien amarrados

de por vida, de por siempre, para siempre

la llevamos en alma, en corazón y  mente,

como en los viajes… ¡llevásemos la maleta!.

 

Y, EXPECTATIVAS… las que queramos,

las nuestras, nuestros sueños, realidades,

nuestro futuro que, incierto puede que sea

pero con las anteriores cumplirse puedan.

 

En un mundo libre en que nada sea pecado

ni que ofendamos a nadie, ni a un sólo ser

y menos hacerle daño y si no pudiera ser…

aquí que ocurra en otra galaxia, cualquiera,

 

¡ QUE EXPECTATIVAS NO FALTAN!

¡ NI LA FE… NI LA ESPERANZA!.

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada