Como el vuelo de una mariposa

Inserta un nuevo pensamiento que traslade tu angustia y mira hacia un horizonte diferente que albergue emociones distintas… que, a largo plazo puedan parecerte cómodas, apacibles o simplemente el mejor lugar en el que conservar lo mejor de ti. Lo que desapareció. Tu esencia… tu fe… tu forma de ver… de hacer… tu voz…Todo eso ante lo que ahora te sientes extraña y distante; Sólo entonces, refuerza lo que te hizo brillante.

Marca una distancia real. Eleva lo irrompible, lo verdadero… lo que consideras honesto y esencial en ti… y deshazte de lo que no pudo ser, las cargas emocionales negativas que no reconoces en ti y que otros te aplican.

Ilumina cada sombra. Elimina cada pausa, cada silencio, cada acto o palabra que busquen detenerte. Acabar… Y serán muchas las ocasiones en que busquen un mal final.

Pisa fuerte. Corre. Guíate por cada estrella que marca un nuevo camino. No necesitas dar más explicaciones. No necesitas más defensa. No más escudos ni armaduras.

Levanta la vista, más arriba de tu cabeza. Deja que sople el viento fuerte. De modo alguno, llegará el momento en que soplará a tu favor. Sutil como el vuelo de una mariposa… así es el dolor que sientes cada día al sentir que tu felicidad hace infeliz a alguien.

Ariana Gutierrez de la Torre

https://www.facebook.com/Relatosreflexionesymariposas

Últimas publicaciones de Ariana Gutierrez de la Torre (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada