El Genio y el Anodino

El genio no quiere caer en la decadencia,
se aparta con el vaso a rebosar
bebiéndose toda la vida antes,
dejando un legado de magnificencia.

El anodino busca y rebusca,
espera la inspiración definitiva.
Puede que algo surja,
una única y fugaz, antes de llegar la decadencia.

La constancia intrascendente será su obra cumbre,
mientras al genio le bastó con su talento.

Últimas publicaciones de Malearisma (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada