PISTOLA DE 5 BALAS

Bang,… Era un tremendo retumbo que sacudió los corazones, los árboles y, también, las rocas. Por el aire, sus plumas volaron como pompas, al suelo sus tarsitos cayeron sanguinolentos.

Bang,… El pico, por tan liróforo, fue acallado.

Bang,… El nido fue destruido, pero el huevo, por alguna providencia divina, permaneció intacto.

Bang,… El tiro falló de nuevo y chocó contra una piedra como acero. Rebotó y en el hombro del cazador abrió un súbito agujero. Cayó al suelo arrodillado y alicaído. De improviso y en un santiamén, aquel huevo se convirtió en pájaro, éste en huevos y éstos en pájaros y nidos y otros más huevos y
pájaros liróforos…

Anonadado, el verdugo no tuvo más que pegarse el último tiro.
Bang,… Pacifismo sempiterno.

Fin

Mustapha Handar

Docente, traductor e investigador sobre literatura e historia de ámbito hispano-marroquí.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada