ERES COMO UNA GOMINOLA…

Y de fresa…

que vas a por su color

porque ese sabor te gusta

y la achuchas al cogerla…

 

Te la llevas a tu boca

después de sacar la lengua

la depositas en ella

y la das una y mil vueltas.

 

Y te relames de gusto

y se hace la boca agua

con un sabor tan goloso

que se licua en tu boca.

 

Y la sacas todo el jugo

que suelta cuando la chupas

y se te llena la lengua

del sabor que más te gusta.

 

Y luego eres masticable

como es esa gominola

te vuelves como un jarabe

te muerdo para estrujarte.

 

Y queda un sabor eterno

y cuando el sabor se acabe

cojes otra gominola (de fresa)

para meterla en tu boca.

 

Y así eres amor mío

como dulce golosina

que no canso de tomarte

y te cojo con más ganas.

 

Tentadora, muy viciosa

que por gula casi tomo

saborearla, estrujarla

y llenar de tí mi boca.

 

 

 

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada