CUANDO CREO QUE NO ESTÁS

Cuando creo que no estás

en un segundo apareces

de cualquiera de las formas

a mi demanda obedeces.

 

Hay un algo entre tú y yo

un lazo que nos conecta

un cordón umbilical…

o es un cable con imán.

 

Cuando yo te necesito

tú calientas los motores

te pones en mi presencia

en un abrir y cerrar de ojos.

 

Y aquí te tengo en mis brazos

antes de que tú me abraces

te doy yo la bienvenida

con los míos bien abiertos.

 

Esa es mi sensación

de que tú me estás pensado

o es tan “causalidad”…

que te huelas el “cotarro”.

 

¿Por qué me conoces tanto?

¿te pongo yo en sobreaviso?

sea de una u otra manera

eres mi ángel de la guarda.

 

Quiero ser yo así contigo

que me tengas cuando quieras

cuando más me necesites

que yo, a tí te aparezca.

 

Con la misma rapidez

que acudes tú a mi llamada

y que vuelva yo a abrazarte

cuando llegas tú a mi vera.

 

Te quiero “achuchar” cariño

antes de que me lo pidas

te debo tanto amor mío

que quiero ser la primera.

 

Ya luego me abrazarás tú

mientras sigo acariciándote

déjate querer por mí

por este amor desbordante.

 

Mi niño que siempre está

dispuesto a darme mimitos

pues sabe los necesito…

como al aire que respiro.

 

Siempre aciertas, ahí estás

no importa me quede muda

mis signos conoces ya…

¡eres mi “BRUJO DIVINO”.

 

Quiero seguir conectada

y, para siempre contigo

de cualquier forma y manera

y a través… ¡de lo que sea!.

 

Nunca te vayas muy lejos

te  quiero cerca mi cielo

acurrucado a mi lado

por si yo… te necesito.

 

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada