PENSAMIENTOS

No sé cuánto te puedo querer

pero debe de ser mucho

porque me hace muy feliz

el sólo pensar en tí.

 

Y me hace tanto mi amor

que desvanecen mis penas

y se torna en “noche buena”

lo que anterior fué tristeza.

 

Me das grandes alegrías

y tú casi sin saberlo

sin querer, sin planearlo

me haces muy feliz, mi cielo.

 

Te siento en cada momento

te respiro en cada rato

en cada instante te huelo

y en tu regazo descanso.

 

La guerra en la paz conviertes

sin luchas y sin fronteras

y mi alma tu serenas

con decirme dos palabras.

 

Tú me das todo amor mío

no te imaginas ni cuánto

te recibo cada día

después de estarte esperando.

 

No falates nunca a mi cita

ni un sólo día en mi taco

paso hojas, una a una

y ninguna queda en blanco.

 

Quiero sentirme en tu dicha

porque ella será la mía

quiero sonreir contigo

y reirme a carcajadas.

 

Susúrrame esos te quieros

que te demando constante

y que te cuesta sortarlos

y que tengo que arrancarte.

 

Necesito tu alegría

tu serenidad también

para mí es el equilibrio

para hacerme sentir bien.

 

 

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada