NOCHE DE REYES

Y no me acosté temprano

quise esperarlos despierta

con los zapatos brillantes

y tres copas de champán.

 

También puse tres platitos

de almendras y mazapanes

turrón del duro y el blando

y unas frutas escarchadas

como “guindas” de color.

 

Y llegaron muy temprano

de las primeras he sido

porque pedí tantas cosas

que a los camellos pesaban.

 

Lo que pedí, me trajeron

sacas llenas de paquetes

con su papel de regalo

con lazos grandes de raso.

 

Y se bebieron las copas

y comieron de los dulces

y se sentaron conmigo

y me preguntaron cosas.

 

Nos hicimos muy amigos

Baltasar no íba pintado

antes de ayer en patera

a Cádiz había llegado.

 

Tenían prisa y se fueron

les queda mucho trabajo

y en cuanto cerré la puerta

me puse a abrir los regalos.

 

Uno por uno y nerviosa

desatándole sus lazos

destrozando los papeles

fuí abriéndoles deseosa.

 

No se olvidaron de nada

en todos han acertado

al pié de la letra todo

lo que les pedí en mi carta.

 

Y, el que más me ha gustado

es el de mis dos “personitas”

amor, ternura y caricias

que en mi alma y piel quedaron.

 

Gracias mis Magos queridos

por hacerme tan feliz

yo sí que creo en vosotros

¡yo sí que ví que existíis!.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada