OTRA VEZ…

Me tuviste entre tus brazos

y yo te tuve en los míos

recorrí todo tu cuerpo…

tú caminaste en el mío.

 

Deprisa y otras despacio

paradas en el camino

unas más largas que otras

según fueran los destinos.

 

Nos amamos como siempre

o quizás más que otras veces

cada día es como nuevo…

y el placer aún es más fuerte.

 

O las ganas, o el deseo

hacen sea diferente

yo he quedado satisfecha

y tú… quedaste contento.

 

Luego,  pasado un momento

mi cara estaba risueña

la mueca al verme al espejo

era de estar muy alegre.

 

Mis dientes mordiendo el labio

con gesto de una «pillina»

que había hecho de las suyas

como quien roba a hurtadillas.

 

Recordando ese momento

tan mágico, tan divino

en que nos quisimos tanto

lentamente o muy deprisa.

 

Esos «te quieros» tan tiernos

diciéndonos al oído…

jadeando y entre suspiros

nos besamos, nos amamos.

 

Volví a la cama mi vida

y tú ya estabas dormido

y abarqué todo tu cuerpo

para abrazarlo hacia el mío.

 

Mañana cariño mío

te despertaré temprano

y antes de que tú te marches

yo te haré el amor de nuevo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada