NO ME PIDAS PERDÓN

Porque yo me haya ofendido

si fué sin querer, mi vida

lo que crees que haya sido

si tú no has puesto intención.

 

Sabes que soy “picajosa”…

o, ¿es que aún no me conoces?

y me tienes tan “pillada”

que creo sientes lo mismo.

 

Sé que no tienes maldad

ni en tu mente ni en tu alma

por eso me siento mal

cuando pagas mi arrebato.

 

Y aún así, y de buen humor

tratas compensar tu “error”

y confieso que te pasas

con toda buena intención.

 

Y me dejas muy contenta

y luego, cuando lo pienso

siento tal remordimiento

que me muero de dolor.

 

Si tú no haces mal a nadie

y menos con intención

si no matas a una mosca

ni tan siquiera a un dragón.

 

A no ser que fuese malo

que se comiese a la gente

pero si sólo echa fuego

hasta un cigarro encendieses.

 

Eres bueno como un niño

incapaz de hacer un daño

y no quiero que te sientas

por mi culpa nunca mal.

 

Perdóname tú mi cielo

pero compréndeme un poco

tan sólo con un poquitín

verás que yo no soy mala.

 

Es que soy tan egoísta

que para mí sóla quiero

todos tus mimos y besos

tus caricias, tus “te quieros”.

 

Siempre me compensas más

y siempre lo haces con creces

eres  muchísimo más generoso

y por eso a mí me conmueves.

 

Cuando te vuelva a pasar

piensa que yo lo comprendo

y, si empiezo a protestar…

¡mi boca cierra con besos!.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada