Una, de misterio a tope

 

RELOJ DE CUCO

 

Un reloj tuve una vez

pendido adornaba la blanca pared

un pajarito moraba en su interior

tonaba las horas con gran rapidez

cucu, cucu

sonaba y se oía su alegre piar

las doce, las once, las dos y las tres

si no te das prisa quizás no lo ves

la una es muy corta no te has de fiar

las doce es más larga lo puedes mirar

su puerta se abría y allí estaba él

pregúntale ahora, ¿qué hora que es?

cucu, cucu

mudaban los meses e incluso los días

después de una hora allí aparecía

mas algo paso que un día falló

el pórtico abrió y él no salió

la hermosura de aquel canto

de mi hogar se evaporó

¿Donde estas, ave tenor?

que a la hora consumida

se acrecienta mi temor

esta ausencia de presencia

no la ignoran mis sentidos

sin tu cántico esperado

el reloj pierde latidos,

que misterio se formó

el origen del arcano

fue mi gato despistado

confundido por la gula

con sigilo se arrimó

al reloj de mi pared

y de un zarpazo tremido

a mi cuco se comió.

Maikel

http://ellicordelaspalabras.blogspot.com/

Últimas publicaciones de Maikel (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada