«TOY CELADA»

Tengo celos de tus versos

cuando no son para mí

empiezo a ponerme enferma

de ¿a quién…? le escribes así.

 

Y empiezo a rebobinar

y mi cerebro no para

hasta que agoto la cinta

que en mi memoria guardaba.

 

Y me pongo muy nerviosa

mi corazón se acelera

y no es de amor, sino rabia

de los celos que me atrapan.

 

Quisiera borrarlos todos…

quemarlos o hacerlos trizas

me dá un coraje tremendo

de que a mí no los escribas.

 

Quizás, sea una egoísta

y para mí, quiero todos

quiero olvidar tu pasado

y con ello… tus amores.

 

Perdóname cielo mío

porque sé que ahora me quieres

aunque crea que es poquito

aunque de amor por mí mueres.

 

O… eso me dices mi vida

como yo por tí me muero

pero los celos me pueden

y casi muero por ellos…

 

Cuando a otras dirijiste

quiero ponerme en su puesto

y cambio el color de pelo

y el largo de mis cabellos…

 

No fué a mí, sino a unas cuantas

que ni sabes «cuántas» fueron

aunque  digas no te acuerdas

las guardas en tu cerebro.

 

También en tu corazón

como ellas te han guardado

¡¡¡no lo puedo soportar!!!

mi cabeza está explotando.

 

No me hagas caso cariño

porque son todos preciosos

y, salvo en algunos detalles

yo me cuelo y son tu «proto».

 

Me imagino que son míos

que para mí están escritos

deja que me haga ilusiones

que de ilusiones, se vive.

 

Para tí quiero estar viva

y me sigas escribiendo

esos poemas preciosos

made in… «de tí pa mí».

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada