MI «CACO».

Y todas suenan igual…

las Qus. las Cs, y las Ks

inventamos nuestros nombres

para llamarnos igual…

 

Sólo en nuestros escritos

nuestros poemas y versos

en nuestras cartas, tarjetas

y quizás, en nuestros sueños.

 

Pero salvo cariño o amor,

corazón, cielo o mi vida

nos dirigimos los dos

con nuestros nombres de pila.

 

Lo que me das, me lo quitas

lo que yo te doy, te quedas

y no me importa mi amor

que hasta me robes las venas.

 

Porque lo mío, es todo tuyo

mi alma, corazón y vida

al igual que la canción

me robas mis pertenencias.

 

Eres mi «caco» adorable

que se mete en mi cerebro

para robarme neuronas

y hurtarme todos mis nervios.

 

No te llega con un día

tú sólo te las ingenias

para cometer delitos

todos ratos y momentos.

 

Y paseas por mi cuello

como de una andáina fuera

«rateando» lo que encuentras

que en tu saco vas metiendo.

 

Ni te pones antifaz

vas con cara descubierta

ni un verdugo o una braga

subida hasta tus «entradas».

 

Pasa por mi corazón

y te lo llevas latiendo

me arrebatas mis pulmones

que suspirando te quedas.

 

El ladrón más descarado

que denunciarlo no puedo

teniendo todas las pruebas

te dejo seguir robando.

 

Pues me encanta ser tu presa

y como Pulgarcito hizo

te voy dejando mis prendas

y provocar tus pesquisas.

 

Te voy dejando mi cuerpo

por trocitos y en bandeja

y mi alma te la pinto..

para mejor des con ella.

 

Aunque tienes experiencia

y fuiste el ladrón más buscado

aquí tienes a una tonta

que se seguirá dejando…

 

Róbame a mí lo que quieras

no busques otros tesoros

el mío es el más enorme

porque mi vida, ¡te adoro!.

 

 

 

 

 

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada