MI RIQUIÑO «ENCHALADOR».

Enamorador de record

embaucador de primera

de segunda y de tercera

conquistador adorable.

 

¿Sigo?, pues no acabaría

una lista interminable

de adjetivos adorables

de un divino gran señor.

 

Que con sólo una mirada

con una sóla palabra

te deshace como un flan

después de hacerte temblar.

 

Que te «chala» si te roza

si te acaricia… te mueres

si te besa…¡ni te cuento!

si te abraza…te embelesa.

 

A todas tuvo chaladas…

y a mí como un purito «cencerro»

de siempre me ha vuelto loca

y ahora estoy ¡de manicomio!.

 

Que cualquier día me encierran

y la llave al mar la tiran

al océano más grande…

para que nadie la encuentre.

 

A un número interminable

y, encima no tengo celos

porque es casi imposible

no comprender que sintieron.

 

Porque yo siento lo mismo

y no soy culpable de ello

aquí el único culpable,

¡eres tú!… «mi caballero». (andante y sonante).

 

Eres un primor de hombre

fuiste un joven de «primera»

has sido un niño precioso

serás un mayor de órdago. (a la grande…)

 

«Enchalador» mal que suene

pues es palabra inventada

pero es la que te retrata

sin ninguna duda, ¡hermoso!.

 

«Chalada» de arriba, abajo

por encima, dentro y fuera

por abajo en todas partes

y en la cabeza, sin tregua.

 

Me tienes «atontaíca»

ída, parva, idiota, tonta

me encanta sentirme así

como les encantó a las otras…

 

Eres un «enchalador»

te quiero para mí sola

sigue «enchalando» mi mente

que ella «enchala» mi cuerpo.

 

Yo ya estoy «enchalidada»

¿quién me desenchalidrará?

en «desenchiladror» que lo haga

¡MAL «desenchiladror» será…!.

 

Me niego a ser «desenchalidrada»

NO, NO Y ¡QUE NOOOOOOOOO!

 

 

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada