CUANDO TE BUSCO.

Al levantarme te encuentro

estás a mi lado y te siento.

Luego, pasadas las horas

desapareces por momentos.

 

Esos que acabo llenándo

con mis pensamientos,

con tus imágenes y recuerdos

con tus regalos que llevo puestos.

 

Con conversaciones que nos hacemos

aunque estemos lejos, muy lejos…

hablo contigo y me contestas

nos contamos cosas que nos contentan.

 

Yo te digo «te quieros» a cada momento

tú, me llamas cariño cuando acaba el tiempo

y me quedo esperando hasta que vuelves

con los brazos abiertos y ansia en el cuerpo.

 

Y cuando te encuentro sin buscarte

el corazón me dá un vuelco

y palpita con fuerza, con mucho anhelo

y me llenas el alma con tus deseos.

 

Tan poca fé tengo a veces

que tiro la toalla antes de tiempo

y pienso que hoy no toca…

que vendrá otro día, por ejemplo mañana.

 

Cuando me das la sorpresa

y te me apareces…

me vuelves loca amor mío

y me estremeces…

 

Te quiero tanto, tanto te añoro

que se hace difícil seguir viviendo

y cuando de mi te acuerdas

te juro mi vida que te lo agradezco.

 

Yo daría lo que fuera por tí cariño

como tu sombra pegada te seguiría

sin perder un solo segundo de mirarte

para seguir enamorándome de tí, amor mío.

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada