Noches de mi barrio – Frio de noche

Las noches son toscas, algo rusticas y frías, pero son más acogedoras que las mentiras que en algún momento acogí como mi verdad, ahora me veo sentado en un andén mientras contemplo el viento arrastrar la basura pequeña que escapa de las escobas de los barrenderos. Veo los pasos de los demás y como la cortina fluctúa en la ventana del vecino. Respiro profundo y me apoyo contra el muro de la fachada de mi casa y me acomodo mejor viendo las estrellas titilar dejándome embriagar por su recuerdo, dejándome hipnotizar por el parpadeo de un dormitar extraño. Una sombra de la esquina de la cuadra se hace visible por la poca luz del lugar, es ella caminando despreocupada su camino no cruza el mío o bueno eso Pensé, hasta que cambio de repente y venía a mi sonriendo esa misma sonrisa que me dejaba loco, seguido de un hola penetrante como si fuera papel me consume empapado de gasolina ella es el cerillo que está a punto de encender. de ese algo que sentía apagado. Inclinándose para hablarme dice de nuevo con su voz mi nombre y el fuego fluyo en mi como un volcán en plena erupción.

– cómo me alegra verte así de triste…

Y se fue como vino, la sombra de su silueta lo único que queda Desapareciendo por la esquina. Y yo miro al cielo queriendo murmurar con las estrellas y dormitar de nuevo en ellas.

>-«a mi también me alegra verte»

Nine

Hace mucho que no escribo algo y quiero volver a escribir. novato como nunca y profesional de inspiración. esperemos guste lo que haga.

Últimas publicaciones de Nine (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada