TEMO QUE TE ME ESCAPES…

Que puedas huir un día

con el rabo entre las pierna

quedar sin» él» y una oreja

dando la vuelta a la arena…

 

Que huyas como una liebre

cuando huele una escopeta

que en lugar de correr, vuela

buscando donde esconderse.

 

Como la hierba escondida

cuando el caballo de Atila

venía cortando el viento

destrozando lo que pisa.

 

Que un día atemorizado

saldrás pitando mi vida

huyendo de mí, gritando

¡no aguanto más a esta tía!.

 

Temo no aguantes mi acoso

mis abrazos, mis caricias

mis besos y mis piropos

mis achuchones «masivos».

 

Que acabes harto de mí

que te cansen «mis cariños»

mis alabanzas, mis «flores»

y a «hacer puñetas» me mandes.

 

Que te «pires» tan deprisa

que apenas yo me dé cuenta

que un día desaparezcas

sin un adiós o ¡ahí te quedas!.

 

Soy tan pesada amor mío

que tengo miedo a perderte

que mi amor te venga grande

y temas ahogarte en medio.

 

Pero no puedo hacer menos

cada día voy a más…

pero tu tienes la culpa

¡mándame al carajo ya!.

 

Pues si quieres seguir vivo

y de mí  quieres sobrevivir

las de «villadiego» coje

porque estoy loca por tí.

 

Soy como una cabra loca

que ciega se «tira al monte» (no se va a tirar al mar…)

y no hay valla que la frene

ni nadie que la detenga.

 

Así te quiero cariño

«el que avisa no es traidor»…

y así me dejas mi vida…

o así ¡tómame! mi amor. (Aunque sufras escoge ésta última).

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada