Vestido negro

VESTIDO NEGRO

 

Debo sus labios besar

adornados en su rojo bestial,

quieren mis besos llegar

infinitos, a ese hermoso lugar

llegarán mis labios allí, a su boca

tocarán entonces donde posa

y los amos de la muerte lo verán.

Llega el súbito final

a la dueña del vestido negro,

negra sombra de mi esposa, le susurro

aún no, aún no.

 

Huele a cuervo en osamenta

pajarraco fantasmal, apártate de ella

debo su alma guardar

juramento prometido por amar.

En negruras procelosas

llega el beso consentido

porto a su boca el aliento

rojas llamas, de mi adentro

vean los muertos que llaman aquí

y la amada del vestido negro

en mis brazos no se marche,

aún no, aún no.

 

Sepan los hados cual es el beso

sean sus labios amados,

bufan las bestias

levando así lo que más quiero,

despeinado

llevo un beso en las lágrimas clavadas

y las ánimas aladas no se paran

Diosas de la muerte, miradme

aún no… aún, no,

tomo su boca levitando ella

yendo mi beso a un ser amado

adiós,

mi amor alado.

Maikel

Master, en el universo.

Últimas publicaciones de Maikel (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada