«MI PEQUEÑO CASCARRABIAS».

O… «mi gigante gruñón»

lo mismo me dá el tamaño

pero no te pega nada

el tener tan mal humor.

 

Cuénta hasta diez por lo menos

hasta veinte o hasta treinta

o hasta cuarenta o sesenta

pero no te pongas «feo».

 

Porque con esa carita

que tienes la mar de bueno

es que te pones horrible

y en un mostruo te conviertes.

 

Si eres el bueno en el cuento

¿por qué vas a ser tan malo?

si es que no te pega nada

en un ogro transformarte.

 

Con la dulzura que gozas

con esa mente tan sabia

con esa sonrisa alegre…

¿por qué quieres engañarte?.

 

Sé bueno y pórtate bien

y así te haré un buen regalo

porque si haces lo contrario

tu culo dejo encarnado.

 

Házme esa promesa cielo

porque, eso eres mi vida

que las nubes no te tapen

esa «carita» de bueno.

 

 

 

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada