DE QUERERTE TANTO…

¿Por qué eres tan «querible»?…

¿por qué no puedes ser menos?.

Estoy queriéndote tanto

que estoy agotada cielo.

 

Es que ni un segundo puedo

dejar de quererte, vida

y mi vida consumiendo

de tanto amor que te tengo.

 

Es que ni un momento tengo

para «quererme» un poquito

ni querer a otras personas

porque en tí yo lo utilizo.

 

Aunque sea un «poquitito»

una «miajita» de nada…

con eso me conformaba

pero sé que es imposible.

 

Por eso soy tan pesada

un «coñazo», tú dirías…

aunque te quedes callado

sé que lo piensas mi vida.

 

Y no puedo remediarlo

por eso siempre te pido

que me quieras mucho, mucho

y me lo digas cien veces…

 

¿Ahora «mentiendes» cariño?

A que sí, ¡dime que sí!

que no te canses de mí

si te lo digo mil veces.

 

Ni con pilas «Duracel»

te querría más mi vida

aunque como siga así

voy a andar con batería.

 

Y el dedo gordo del pié (no soy coja, pero los dos me niego)

el meterlo en un enchufe

para que me dé un «chutazo»

y amarte con energía…

 

Sé un poco menos «querible»

que vas a acabar conmigo

que prefiero repartirte…(por mucho que me jorobe)

y poder tener ¡¡¡respiro!!!. (que no el último ¡dios mío!)

 

 

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada