¡UNA GOZADA!

Cuando el tiempo no cuenta

no existe lugar, ni mundo

sólo un cielo entre paréntesis

en que todo es invisible.

 

Solos, únicamente tú y yo

en un mundo que no existe

en una nube imaginaria

hablando, hablando, charlando.

 

Para mí fué una ¡GOZADA!

te disfruto como «ENANA»

mirándote embelesada

escuchando tus palabras.

 

¡No sabes lo que disfruto!

me gustan mucho esos ratos

para mí son los regalos

más magníficos del mundo.

 

Unos regalos preciosos

oyéndote tus palabras

tus frases y tus historias

que para mí son tesoros.

 

Luego las voy recordando

y vuelvo a vivir los momentos

que hemos compartido juntos

sin darnos cuenta del tiempo.

 

Y, mientras voy repasando

añado de «mi cosecha»

imágenes tan fantásticas

que me hacen soñar despierta.

 

Es tanto lo que te admiro,

tanto, tanto que te adoro

que me dejas muy «tontiña»

muy feliz y… «morriñosa».

 

Gracias mi cielo, mi vida

por compartir esa vida,

por contarme tus «cositas»

como historias hechas cuentos.

 

Todo lo tuyo me importa

y oírte es una ¡PASADA!

me tienes muy, muy loquiña

¡cómo te quiero mi vida!.

 

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada