-Registro de Habilidades- 2

-Internado ojos del norte- Colegio de magia del invierno eterno…

Magia de destrucción, Tipo elemental. Nivel bajo…

Bola de Fuego o primera flama <Prius flammae>

La magia elemental de fuego es de las primeras líneas de aprendizaje de la alteración del ambiente conocida como elementos, en donde se imprime una huella de Mana para detonar una reacción y formar de lo existente una nueva forma. La flama, como se conoce a la línea de magos de fuego es una estricta y discutida disciplina de la magia. Condensar y manipular energía del ambiente para crear fuego ha sido de las ramas más utilizadas por los magos en diferentes partes de la extinción.

Esta Primera flama como se le conocía anteriormente antes que existieran los colegios de entrenamiento, es la unidad básica de todo mago la cual debe no solo aprenderse si no controlarse adecuadamente. La magia de fuego es volátil y su pleno control permite al usuario generar mucho daño, pero también a sí mismo.

La primera flama se crea a partir de aceleración de las partículas de oxigeno generando una chispa. El mago aprendiz debe concentrar su ser y su flujo de mana por medio de las manos sintiendo el aire le rodea, el aire pasa por sus dedos y palmas. Una vez dado el primer paso debe generar un flujo constante a las palmas e interactuar de manera con el aire calentándolo y acelerando su estado, una vez se tenga la chispa que incendie momentáneamente se deberá alimentar con un flujo mayor al inicial de Mana, el oxígeno entrara en función a esta reacción, siendo estos dos combustibles para crear una llama pequeña. Debido a la forma en la que se puede manipular mejor esta magia se le conoció como bola de fuego ya que anteriormente al descubrirse esta técnica la llama sin forma es inestable y fácil de propagarse o a su vez fácil de apagarse. Al mantener una forma de bola permite que la llama recorra un ciclo consumiendo el Mana del portador y el oxígeno para alimentarse, El mago debe imaginar como las llamas giran en torno a su mana cubriéndolo y de esta manera es más fácil de ser lanzada ya sea con fuerza física o con impulso ígneo como propulsión.

La bola de fuego eleva su temperatura rápidamente, así que el mago debe tener en cuenta que no puede tomarla por más de un segundo en sus manos, esto provocaría que su piel empiece a quemarse. Siendo una magia básica también es altamente peligrosa y se dice que quien no controle una bola de fuego a plenitud no podría manipular los elementos.

La bola de fuego tiene sus limitaciones, en lugares tropicales con alta humedad es difícil de crear la reacción para la primera flama, por obvias razones bajo agua no se puede crear aun que se dice que existen formas, esto, gracias a los eruditos en la rama de la Flama, los estudiantes al iniciar la práctica de la primera flama no pueden mantener por mucho tiempo este hechizo porque podría quemar la mano, la sobre alimentación del mana en ella hace que consuma una misma cantidad de oxígeno para crecer provocando que su tamaño desborde haciéndola más difícil de controlar. Puede provocar daño al usuario si se sobre alienta por el tiempo más del que puede soportar una persona normal, en ocasiones se usan guantes especiales para soportar dicho calor o encantamientos en las manos para ello.

La bola de fuego es fácil de crear una vez la hallas dominado y se considera un hechizo instantáneo que se crea en menos de un segundo para así poder usarse. Los magos de alto nivel crean bolas más grandes en menos de un segundo y la cantidad de mana y control permiten generar una bola de fuego relativamente gigante a comparación de su predecesora la primera flama.

Se recomienda discreción al entrenar con la primera flama y con un supervisor por si se descontrola el fuego.

BadillaFloyd

Nine

Hace mucho que no escribo algo y quiero volver a escribir. novato como nunca y profesional de inspiración. esperemos guste lo que haga.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada