EL PASEO ME SENTÓ FATAL…

Debí haberme quedado…

¡en casita estoy más guapa!

aunque salí abrigadita…

llegué a casa más que helada.

 

Y fría de cuerpo y alma

seguiré así hasta mañana

como cubitos de hielo

hasta en las orejas tengo.

 

Ni encendiendo una fogata

o metiéndome en el hormo

y ni con cincuenta mantas

o en bañera de agua hirviendo.

 

¿Por qué tuve que salir?

¡mira que salí contenta…!

¿quién íba a decirme a mí

que me vendría «CHAFADA»?.

 

Claro que si hubiera sido

todo «claro» y sin tapujos

no cabrían ya sorpresas

y vendría más calmada.

 

No, no me voy a estar callada

si quiero saber pregunto

y si se callan verdades…

son mentiras las que hallas.

 

¿Por qué tuve qué salir?…

¡con lo bien que estoy en casa!

no hubiera cogido «FRÍO»

de ese «FRÍO» que no pasa…

 

Ni calentándome a tortas

ni restregando mi espalda

ni golpeándome el pecho

con calentador de camas.

 

Según veo el panorama

mañana seguiré gélida

me voy a quedar en casa

¿de paseo?, ¡na de nada!.

 

 

 

.

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada