Ambiente y Emociones

“El Amor es para los vivos”

Muchos dirían, que no es posible amar estando muerto, hablando bajo la perspectiva común de la vida; nacer, crecer, reproducirse y morir.

Sin embargo si se profundiza en el análisis de la situación, la vida no es esa secuencia lógica de sucesos que hacemos mientras poseemos una existencia consiente. Vivir también está fuertemente ligado a la forma en que nos afecta el mundo, y como nosotros afectamos al mundo, básicamente, los seres humanos estamos vivos, no solo por medio de nuestro cuerpo; también por medio de nuestras emociones.

Las emociones son reacciones instintivas a los estímulos del ambiente, y al moverse las emociones, retribuimos al sistema de causa-efecto del universo y estimulamos el ambiente; en otras palabras: Bajo la idea que el universo es un sistema de causa efecto, la causa son los estímulos del ambiente, y el efecto son nuestras reacciones emocionales que eventual mente se transforman en pensamientos, sin embargo, estas emociones afectan el ambiente que las creó de tal manera que el ambiente responderá a las emociones, y así se mantiene un  ciclo infinito a través del cual los seres vivos nos relacionamos con nuestro entorno.

Lo que quiere decir que, indirectamente, si se bloquean las emociones, no hay manera de relacionarse adecuadamente con el entorno, lo que convierte al ser en cuestión en un muerto en vida.

***

Sobra decir que el amor es uno de los sentimientos que más influencia tienen en la vida humana; no solo porque es a través de él que completamos el ciclo natural de la vida (por aquello de la reproducción) sino también por el caso de que tanto el amor, como su contraparte, los celos, son las reacciones más instintivas en todo ser. Además, su fuerza es tal que tanto el amor desmedido como los celos sin control pueden nublar el juicio y transforman nuestra mente en un estado primitivo, un estado en que defendemos nuestro territorio, propiedades, familias, creencias…

El amor y los celos (basándome en el argumento que son emociones contrarias) son las emociones más instintivas, las formas más ilógicas de reaccionar ante el mundo. Cabe aclaración, ilógicas por cuenta de que no se pueden pensar, o racionalizar. Simplemente aparecen, sin advertencia ni señal, y en base a ellas, las demás emociones se derivan, y estas sí se pueden controlar, si y solo si se logra racionalizar la emoción original a tiempo, pero si se racionaliza la emoción original; si se suprime, se corta la relación con el mundo, se está vivo… solo en teoría.

Créditos a Miguel García A.K.A Zadel88

Link: http://zadel88.wordpress.com/2011/10/18/ambiente-y-emociones/

Últimas publicaciones de zadel88 (ver todo)

1 Comentario

  1. por Ladydaiquiriblues publicado el 21/10/2011  00:18 Responder

    Me gusta la reflexión pero yo no diría que los celos son la contraparte del amor, hay otros sentimientos que yo antepondría a los celos.
    Por otro lado los celos nacen de una conjunción del ambiente y de la falta de confianza...
    El amor es para los vivos. Intentemos amar más y preocuparnos menos. :)

Responder a Ladydaiquiriblues Cancelar respuesta

Tu dirección de email no será publicada