Según lo mires

Me siento libre… Más desconozco la libertad.

Temía el rey que su hijo lo sucediera siendo un hombre injusto. Llamó al filósofo del reino, y le hizo la siguiente petición.

– Deseo que hagas entender a mi hijo que es la libertad.

El filósofo mostró al niño una jaula con un ave dentro.

– ¿La ves? No es libre. La enjaulan las injusticias, la religión y la opresión. ¿Quieres liberarla?

El niño asintió y el filósofo aproximo la jaula a sus manos.

-¿Es esa ave como los ciudadanos de mi reino? –Preguntó con inocencia mientras asía la portezuela.

El padre no dejó respuesta. Afirmó al hijo que mañana liberarían al ave, y despidió al filósofo dando por terminado su trabajo.

Pero al día siguiente, el filósofo, curioso se asomó por la ventana de palacio para ver el resultado de sus enseñanzas, y su corazón entristeció. El ave revoloteaba feliz. Así era la libertad… Una jaula más grande.

Me distraigo viendo las estrellas. No alzo mis manos para alcanzarlas, me lo impiden las cadenas. Pero viéndolas me siento libre.

Jesús Cano

Últimas publicaciones de torke (ver todo)

1 Comentario

  1. por Ladydaiquiriblues publicado el 22/02/2012  18:05 Responder

    Me ha gustado mucho! Aunque si me permites una sugerencia, yo hubiese separado el pensamiento del filósofo y el del preso. Un saludo :)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada