¿HASTA CUANDO…?

Y no pararás de hacerlo

¿hasta qué grado lo intentas?

¿no te llega esta locura

que por tí sabes que tengo?.

 

Y lo sigues consiguiendo

y agotada a mí me tienes

que no sé si voy o vengo

y dónde he de detenerme.

 

Me provocas y obsesionas

hasta rallar la locura

sin poner stop alguno

quieres dejarme tarumba.

 

Es que ya ni me conozco

y más cada vez confundes

que no sé si es día o noche

o si me toca comer o ayuno.

 

Si más que Juana la Loca

me tienes enloquecida

ni aun cerrándome en la torre

dejo de quererte un día.

 

¿A dónde quieres llegar?

¿a qué límite mi vida

si me paso de la meta…

y me vuelvo a la «salida»?.

 

Para un poco, frena vida

que aunque ya no sé mi nombre

no quiero olvidar el tuyo

y sólo llamarte «cariño».

 

Que el tuyo tengo tatuado

como secreto en mi cuerpo

y voy a tener que hacerlo

pero al revés, en mi frente.

 

Y cuando mire al espejo

recordar que a tí te amo

y como una ambulancia

leerlo bien alto y claro.

 

Si me van a detener

creyendo que estoy chiflada

y tendré que ir al psiquiatra

a que me ponga en terapia.

 

En una habitación sóla

por no contagiar a nadie

pues es lo que me faltaba

producir una epidemia.

 

Que ya me he librado de ellas

o… ¡eso me creo «capullo»!

si de amor me has vuelto loca

de celos…¡voy a la muerte!.

 

O… ¡me cargo a todas ellas!

y acabo yendo a «chirona»

y te pongo una querella

por ser tú el culpable ¡macho!.

 

 

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada