El arte de la fotografía

Sueño, sueño, y no consigo despertar.

 

Traigo conmigo las últimas desgracias

de un niño que intentaba respirar,

sin conseguirlo me miraba,

la cámara en mi mano y él trataba

de conseguir de mí la ayuda deseada,

sin darse cuenta que allí no me encontraba.

 

Siento, al retratar el mundo,

que no lo piso, que en él me fundo,

lo veo todo como en un film a color,

del que no soy parte, solo otro espectador.

 

Me gano un respeto inmerecido,

de aquellos que ven mis obras

y no comprenden todo lo que vivo:

los enfrentamientos que presido,

siendo sólo el árbitro, el amigo

que cuando llega el momento

se convierte en el peor enemigo.

 

Pero no me odiéis por ello,

no soy culpable de todo aquello

deleznable a lo que me enfrento

en cada ocasión, en cada momento,

en el que os llevo todo el tormento,

la basura, el sufrimiento,

que es sólo una parte de lo agónico

que se crea sin que tengáis ni idea.

 

Yo seré un espectador sin voz,

pero cada uno de vosotros

os convertís en aquello que odiáis,

cada vez que veis lo que destaco,

y vuestras únicas palabras son:

mira, otro asesinato.

 

—————————————–

Se dice que uno de los mejores fotógrafos de la Segunda Guerra Mundial, en cierto momento rompió su cámara durante el conflicto y se tuvo que enfrentar a los hechos que tenía delante sin mirar a través del objetivo.

Dejó de ser reportero de guerra desde ese día.

Últimas publicaciones de carretero18 (ver todo)

2 Comentarios

  1. por carretero18 publicado el 28/02/2012  01:56 Responder

    Bueno, antes de nada decir que no he contado métrica ni nada.
    No he querido pegarme a los patrones de la poesía clásica, así que a más de uno puede que no le encaje. xD

    Por otro lado, la última vez que escribí una poesía, creo que tenía 14 o 15 años, un dato sin importancia, pero curioso!

    Y nada, que espero que os guste, sobretodo a ti Yizeh, que imagino que nunca hubieses esperado leer una poesía mía... MUAJAJAJAJA!!!

  2. por Yizeh publicado el 01/03/2012  17:06 Responder

    Está bien. Le veo una cosa a favor y otra en contra. Empiezo por la buena:
    · Parece un rap, y el rap mola. Mientras lo leía me imaginaba a alguien recitándolo en plan hiphop.
    La mala:
    · Las rimas son muy... "lineales". Hay muchas rimas de un mismo tipo seguidas, con no demasiada variedad. A veces son facilonas. Pero yo no soy un experto en rimas, ni mucho menos.

    En fin, una alegría leerte de vez en cuando, Carretero18!

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada