Casa

Entonces camine perplejo hacia el infinito azabache de tus ojos y nuevamente estuve en casa… mi lugar seguro.

Últimas publicaciones de Free Pages (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada