Ojelfer

Se vio atreves del espejo tirado en el cuarto donde atendía a sus pacientes, boca abajo, con los ojos abiertos , vio llegar a su hermano Santana  que lo quiso despertar y no pudo .  No  respondía  a ningún tipo de estímulo, le abofeteo, le pincho con una aguja, en ese momento su nieta Estefana lo vio en el espejo y  le saludo con una sonrisa, se acercó, le pregunto  ¿por qué no se levanta  abuelo? y él le dijo que no sabía porque estaba del  otro lado del espejo,  yo si, estas como la abuela cuando se murió.

 

Últimas publicaciones de Alan del Cid (ver todo)

1 Comentario

  1. por Eva García Romo publicado el 18/01/2014  18:21 Responder

    El cuento es muy bueno, pero repasa la redacción/puntuación.¡felicidades!

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada