TUS REGALOS

Ya, desde hace algún tiempo

me rechifla cumplir años

antes, no los celebraba

y ahora, te aseguro que me encanta.

 

Y eso es por tus regalos

los más valiosos del mundo

son tus poemas y cartas

llenos de amor y dulzura.

 

De un tiempo a esta parte cielo

no me importan más arrugas

los surcos que hay en mi cara

y ni las patas de gallo…

 

Cuando me miro al espejo

me tengo que poner gafas

pues sin ellas no las veo

¡parezco de quince años!.

 

Porque pienso en tí mi vida

y me remonto al pasado

cuando tú has sido el primero

el segundo… y el tercero.

 

Cuando has sido todo el tiempo

de mi vida, enamorada

el único al que he querido

el ser en mí, más amado.

 

Y me siento aquella niña

en quien sólo en tí pensaba

deseando a tí encontrarte

en mi Alameda adorada…

 

La que, al salir del colegio

corría como una bala

para ver si me esperabas

y si tus ojos brillaban.

 

Como viste tú los míos

la última vez que nos vimos

para tí fué mi sonrisa

la tuya… yo te robaba.

 

Tus besos y tus caricias

son las que yo recordaba

fueron iguales que antes

serán siempre semejantes.

 

Ya no tiemblo y ruborizo

soy más valiente que “nada”

un “poquillo”… ¡descarada!

los años, no el balde pasan…

 

Y me encantan tus regalos

envueltos en seda y plata

que recojo entre mis manos

cayéndose alguna lágrima.

 

Me gustan y me emocionan

como siempre así lo hicieron

tienes una mano mágica

con tu “pluma”estilográfica. (jajaja)

 

Gracias mi “niño” mimado

que te quiero más que a nada

tú no dejes de quererme

ni de regalarme el alma.

 

Un alma para mí blanca

como blancas son las nubes

que van despacio en el cielo

y deprisa… nuestros años.

 

 

 

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada