UNA ETERNIDAD

Los días se me hacen siglos

eternas pasan las horas

los minutos no me pasan

y los segundos tampoco.

 

Me exaspera toda espera

y me pongo muy nerviosa

tan poca paciencia tengo

que me estoy volviendo loca.

 

 

Y ya distración no encuentro

aunque me ponga a hacer cosas

las empiezo y no termino

y…¡a otra cosa mariposa!.

 

Otra ni mil me entretienen

aunque la intención la ponga

puede más mi pensamiento

más pueden mi sentimiento.

 

En tí sólo pienso y siento

con tanta fuerza lo hago

que me es imposible vida

separarte de mí un rato.

 

Ahí estás siempre cariño

en mi corazón y alma

en mi mente y mis sentidos

en mi ser completamente.

 

Es imposible apartarte

aunque me lo propusiera

en mí estás tan concentrado

que es impensable olvidarte.

 

Desde que aparece el alba

hasta que el ocaso llega

el tiempo es interminable

UNA ETERNIDAD parece.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada