DESEANDO ESTAR CONTIGO.

Me faltas, te falto

y nos faltamos los dos

y no hablo de respeto…

¡ya sabes por dónde voy!.

 

Siempre que te vas de viaje

cuando se alarga por días

ando perdida en la casa

y en la calle estoy perdida.

 

Estoy ya tan hecha a tí

que, cuando cierras la puerta

ya empiezo a notar tu falta

y tras de tí quiero ir.

 

Un día me voy a atar

con cadenas a tus pies

y me llevarás a rastras

en el avión o en el tren.

 

O me cojo el «supergén»

y me embadurno con él

y al abrazarte cariño

quedaré pegada a tí.

 

Pareceremos siameses

sin parecernos en nada

pero por dentro seremos

uno sólo, con un alma.

 

Te echo de menos mi vida

creo que te echo de más…

según como lo miremos

del color que sea el cristal.

 

Deseando estoy que vuelvas

recuperar estos días

me superarán con creces

¡te lo juro por mi tía!. (y tú ya sabes cual es…)

 

Vuelve pronto, yo te espero

con los brazos bien abiertos

deseando darte un beso…

eterno, como este tiempo.

 

Tan largo se me está haciendo

que en el umbral de la puerta

antes de meter un pié…

¡¡¡a abrazos te comeré!!!.

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada