NO SE POR QUE ME EXTRAÑO

Tengo tantos motivos para quererte

miles de ellos y cada vez más fuertes

pero hay veces que me sorprendo

del ¿por qué?  cada vez te quiero más.

 

Y siempre encuentro razones…

que, aunque viejas se hacen nuevas

más fuertes pero a la vez más serenas

que de tí, más me enamoran…

 

Y es que siempre me sorprendes

con cosas de hoy, del pasado

y me tienes embobada y atontada

con todo lo que me cuentas.

 

Historias de lo más maravillosas

y otras… ¡que no lo son tanto!, (ejem, ejem)

unas, son como un sueño inventado

otras… ¡pesadillas, algo macabro!.

 

Pero unas y otras me gustan

porque de tí me hablan cielo

tanto tengo por «saberte»…

que a veces, ¡miedo te tengo!.

 

De tí, empacharme  quiero

desde el mínimo detalle…

de todo quiero enterarme

y así poder conocerte.

 

Todavía más cariño

siempre me sabe a poquito

en tu cabeza meterme

aunque sea solo un ratito.

 

Para salir disparada, asustada

o… quedarme allí «pá siempre»

según la historia se tercie

me iré o quedaré encerrada.

 

Luego tres días me tiro

rompiéndome la cabeza

si así fué o me lo imagino

si no fué así o no lo entiendo.

 

Me hago unas «pajas» mentales

que te harían reir mucho, jajaja

pero seguro que a mí…

¡me harían maldita gracia!.

 

Síguelo haciendo cariño

que no te cortes ni un pelo

que no estás para esos trotes

sabes a que me refiero…(jajaja).

 

En lo bueno y, en lo que yo creo malo

quiero quererte mi vida, ¡y lo hago!

aunque no lo comprendo mi cielo

todavía, yo no sé por qué me extraño.

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada