Y…¿POR QUÉ NO A TÍ?

Parece que está vetado

usar ciertos adjetivos

dirigidos a personas

que tienen el sexo opuesto.

 

Las mujeres son hermosas

igual que otras muchas cosas

animales o paisajes

esculturas o pinturas.

 

Parece que queda cursi

el dirigirlo a un varón

cuando a un rey se adjudicó

y… ¡a saber lo mereció!.

 

Casado con una loca

como lo puedo ser yo

fuera de lugar no fué

y así se le conoció.

 

Yo voy a llamarte hermoso

porque a mí me dá la gana

lo eres por dentro y por fuera

y eso es lo que se me antoja.

 

Son hermosas tus palabras

así las siento, amor mío

y son hermosos tus ojos

cuando a los míos me miran.

 

Y tus manos son hermosas

cuando escriben bellos versos

cuando relatan historias

sean o no fantasías.

 

El sonido de tus pasos

cuando das un trago al agua

cuando te suenas los mocos

y carraspeas tu garganta.

 

Hermosos son tus ronquidos

cuando a pierna suelta duermes

porque, aunque me despiertas

miro a un niño descansando.

 

Eres HERMOSO, mi vida

el más bello ser que existe

no es que así te vean mis ojos

como de enamorada me dices.

 

Me deleito en tu hermosura

y no me llames cursi, mi amor

ese adjetivo tan bello

califica tu ternura y tu candor.

 

No he conocido, mi cielo

a una persona mejor

que pueda llamarle hermosa

con muchísima razón.

 

 

 

 

 

 

Últimas publicaciones de Victoria Permuy (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada