Nueva Tierra

Cad Zon, la ciudad más antigua conocida en el sistema de Scorpio se encontraba en una de las tres lunas de Nueva Tierra. Sus habitantes eran considerados arcaicos por casi todas las civilizaciones de la galaxia. Según varias de las esferas de memoria encontradas a lo largo y ancho de la galaxia, no eran sino otros colonizadores más. Quizas los primeros. Pocos visitantes acudían a ese planeta, planteado desde un principio para el autoabastecimiento. Las condiciones de vida (fuerte gravedad, tormentas de arena sin previo aviso y un intervalo de radiación solar nociva suficiente periódico como para poder vivir allí y no lo suficiente como para mosquear a los visitantes) habían empujado a que las costumbres de miles de años atrás se conservarán lo más incorruptas posible que en el resto de la galaxia. Era difícil encontrar a ninguno de sus habitantes que no se halla drogado alguna vez con drogas ultrasónicas, considerada la droga más famosa de los colonizadores.

Para los que no esten familiarizados con las drogas ultrasónicas por la antiguedad de las mismas, recalco que en base a una necesidad de escapar, un deseo nostalgico de tiempos mejores y una falta de medios, los colonizadores, al encontrar algún planeta aceptable, y empezar a cubrir las necesidades más básicas, recurrieron a los ultrasonidos para evadirse.  Los ultrasonidos grabados en bolas de memoria que se habían escamoteado, o incluso generado en el lugar pueden seguir encontrandose en cualquier zona habitada de Nueva Tierra.

Es el único planeta de la galaxia que mantiene la política del examen de adultez, a pesar de que las tecnicas de aplicación instantanea de memoria artificial son famosas en todo el sistema solar.

En Cad Zone al igual que en otras zonas habitadas de Nueva Tierra y de sus lunas también es muy fácil encontrar a gente que aun se alimenta de seres vivos (plantas y liquenes) que se «fabrican» aposta para el consumo. No son dificiles de encontrar en el suelo de la calle algún resto de comida biológica. La gente aun usa transportes tridimensionales para comunicarse. Y lo que más puede llegar a sorprender al que visite Nueva Tierra, es que continua en boga el contacto humano entre dos o más individuos. Si a cualquiera de otro planeta o luna se le ocurriese tocar a alguien tan de cerca sería expulsado

Últimas publicaciones de danixu (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada