Como un alma romántica.

Rozando con los dedos el suave mecer de la inconsciencia que cubre tus bohemios pensamientos, gira mi vida al rededor de tus crueles tormentos, como un alma romántica que busca el aprecio del desprecio que desprende todo tu silencio. Como alma en pena que camina en soledad ansiando ver el borde, o algo que se asimile a la realidad…
Mas no puedo evitar hablar de boca hacia afuera, pues lo que realmente mi mente desea es vivir acomplejada por tu desdén y tus pasadas, como un alma romántica. Y aunque en mis rezos y plegarias a la luna y los dioses les pida tu llamada, el interior de mi luz desea ver como me amargas, como un alma romántica.
Escribiendo en mil y un libros tus miradas, tus suspiros, tus bostezos, como alma en pena, escribiendo en mil y un libros el deseo de verte cerca, incumplido por mi torpeza. Y aunque en el silencio de la noche mis lágrimas se mezclen con el tupido velo de las estrellas en el cielo, en el fondo sé que lo que quiero hacer es seguir viviendo mi historia de amor en silencio, como un alma romántica…
Deseando morir por encontrar absurdo mi comportamiento, mi timidez y mi recelo, en el fondo, no más que una máscara que murmulla o hace el intento, como un alma romántica. Porque el ingenio se alberga en corazones turbulentos, en almas caídas que viven en el más silencioso tormento, como un alma romántica…

Últimas publicaciones de ninfussa (ver todo)

1 Comentario

  1. por xplorador publicado el 11/05/2009  01:23 Responder

    Alma romántica, cuán angustiosa resulta la espera y qué dulce es ese dolor que solo sentimos unas pocas veces en la vida...

    Me ha gustado, aunque he tenido que ir descifrándolo. En algunos puntos quizás sea demasiado denso.

    Espero que tu corazón siga turbulento.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada